Medición doméstica “Conclusiones”

Tras la intensa clase de exposición que tuvimos ayer lo cierto es que los resultados que obtuve fueron bastante enriquecedores. Creo que llegué a alcanzar el objetivo que pretendía con esta entrega y aquí os muestro los resultados:

Voy a ir adjuntando en primer lugar los objetos de la domesticidad de mi compañero de viaje, Luis Bárcenas, y en segundo lugar los míos. Estos irán acompañados de su sombra correspondiente y de las multiples interpretaciones que la gente hizo de ellas. Me reitero, porque es de gran importancia, en que la foto en la que se desvela el objeto no es más que la realidad que dibuja mi imaginación y la de mi compañero, y es tan valida como la que pueda imaginar cualquier otro:

LUIS

-Los objetos son dos frascos de colonia y un bote de gomina que fueron proyectados como despertador, botellas, maqueta, vajilla,tren, vasos de wishky, sillón,….

 

-Los objetos son un par de carpetas con numeroso papeleo acompañadas de un sello que fueron proyectadas casi en todos los casos como un barco pero también como discos y coche deportivo.

 

-Los objetos son una cartera acompañada de algo de dinero materializado en billetes, y fueron proyectados como caja de libros, sombrero, central nuclear, mochila, monasterio, peñón, cámara, tarta,…

 

-Los objetos son un par de zapatos y corbatas que fueron proyectados como montañas, almohada, bambi con un gorro (este último tiene una gran imaginación),…

YO

-Los objetos son un conjunto de piezas de fruta, sin duda un elemento esencial en mi domesticidad. Fueron proyectadas como pelotas de tenis, naranjas, cabeza de ratón (peluche), canicas, boxeo, calcetines,…

 

-Los objetos son una raqueta y un par de pelotas de tenis que simbolizan mi deporte preferido, el tenis. Mis compañeros los proyectaron como pata de jamón, globo, tortuga,…

 

-Los objetos son un par de altavoces junto a unos cascos simbolizando mi afición por escuchar música. Fueron proyectados como gafas, móvil, tazas, cerveza, dos focos, barcos, guantes,…

 

-Los objetos son un blog de dibujo, un compás, un estuche y un cartabón. Materiales que me acompañan en mi día a día universitario. Fueron proyectados como portátil, cuaderno, tablet, meseta, ordenador, edificio con cúpula, libro, disco de música, caja,…

Esta semana he recibido una verdadera lección. Y he sido consciente de lo abrumadora que puede llegar a ser la mente humana, capaz de proyectar cualquier cosa. Los límites los ponemos nosotros.

IMG_20160226_143020.jpg

 

 

Anuncios

Medición Doméstica “¿Qué ves?”

Cada día tengo más claro que las ideas, los pensamientos, cuanto más se maduran mejores son. Bien, esta afirmación refleja con bastante certeza lo que me ha sucedido esta semana. Al principio de esta tenía relativamente claro de lo que quería que tratara mi entrega, pero esta ha cambiado radicalmente de lo que en un comienzo iba a ser.

El primer cambio y el más significativo ha sido mi unidad de medida. Unos días atrás se me paso por la cabeza que sería muy interesante seguir dandole continuidad a la “tesis madre” de mi domesticidad, “la gente”. Pero claro, la pregunta es, ¿como proyectar esta idea sobre un trabajo fotográfico? Fue entonces cuando la inspiración vino a mí en forma de unidad de medida. “LA IMAGINACION”, esta es mi magnitud.

Que mejor manera de seguir haciendo mi proyecto no solo mío, sino de todos, a través de ella. Atrayendo a la gente a él y que no se queden únicamente en la superficialidad, que formen parte de él y que cada uno lo haga suyo.

Estos son los razonamientos que se esconden detrás de la entrega de esta semana. Esta está compuesta por dos fases:

  1. Mostraré 8 fotografías de siluetas, sombras, contornos pertenecientes a objetos de mi cotidianidad y la de mi compañero de viaje (Luis Bárcenas). Pero claro, la sombra lo que nos abre es un mundo infinito de posibilidades, con la intención de que cada persona que se acerque haga suya mi domesticidad. Ellos son los protagonistas en mi trabajo (“la gente”). Ellos van a decidir que es lo que quieren que haya tras la cortina, en su mente. Ellos definen la realidad.
  2. En esta segunda fase revelaré lo que esas siluetas simbolizarían en mi domesticidad y en la de Luis (las otras 8 fotos). Me reitero en que esto es solo una posibilidad, de las infinitas que existen, tantas como personas hay.

Considero que es una gran oportunidad para dar rienda suelta a nuestra imaginación. Por este motivo repartiré un trozo de papel a cada uno para que proyecten su domesticidad sobre él y cuenten que le sugieren esas sombras y que objetos de su espacio doméstico podrían arrojar dicha sombra. Aquí están las fotos:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Soy consciente de que la calidad de las fotos de sombras es mejorable, y reconozco mi error en este aspecto. Sin embargo las 8 fotos finales creo que he conseguido un resultaba notablemente de más calidad que mostraré mañana en clase y una vez esta finalice en el blog por motivos obvios para el desarrollo de la actividad que quiero realizar.

Quiero hacer un agradecimiento a mi amiga Mercedes por facilitarme no solo el material de fotografía, sino por todo el conocimiento aplicativo que he aprendido de esta disciplina en estos días gracias a ella.

P2250336.JPG

 

Primeros pasos “Medición doméstica”

¿Cuáles son los objetos más característicos de la domesticidad de tu compañero de viaje y de la tuya?, ¿cómo harías una medición fotográfica de ella?, ¿qué unidad de medida usarías para ello? Este es el reto que nos han planteado nuestros profesores Laura y Hugo para esta semana.

He estado indagando en estas cuestiones a lo largo de esta semana y creo que la unidad de medida que usaré en la entrega de esta semana es “la funcionalidad”. Aunque no lo afirmo con toda seguridad porque aún estoy barajando distintas posibilidades y esta elección puede sufrir modificaciones. Si así fuera lo dejare constancia del cambio.

Aquí indico las referencias más significativas que he podido encontrar y que me han servido de inspiración:

  1. http://www.nickonken.com/www/
  2. http://www.tomhoops.com/
  3. http://www.chemamadoz.com/c.html
  4. https://www.flickr.com/photos/joel_r/
  5. http://photoextremist.com/
  6. https://www.instagram.com/antolozazd_/
  7. http://www.lofterud.se/
  8. http://www.underwater-photography.gr/#/photo-sets/Marine-Life/61/
  9. http://www.simonhoegsberg.com/
  10. https://www.instagram.com/heidilender/

Prótesis doméstica “La meeting room”

Como ya comenté en entradas anteriores, estas últimas semanas he hecho grandes descubrimientos sobre mi espacio doméstico . De entre todos ellos destaca uno, la tesis principal de mi domesticidad (cito lo dicho hace un par de semanas) [“La gente”. Esta es la más importante de todas mis claves. Sin gente a mi alrededor, sin gente con quien compartir mi domesticidad, yo y mi espacio doméstico no tendrían razón de ser. En todas las actividades que mostré el viernes yo era uno más entre un grupo de personas, es ahí donde me siento cómodo.] Partiendo de esta base me puse en situación y empecé a trabajar.

El enunciado es muy claro “¿Cómo harías para llevarte tu domesticidad a cualquier lugar?”. El hecho de que sea en cualquier sitio conlleva que lo más probable es que a la gente del sitio en el que me encuentre no la conozca. Esto es un handicap muy importante para mi domesticidad. Luego tenía que ser capaz de crear una prótesis que me facilitara el acercamiento a las personas.

Lo primero de todo es que esta sea llamativa, que salte a la vista, para captar la atención de los transeúntes. Por eso la he dotado de distintos colores y de una envergadura mas que considerable.

Pero claro, no podía quedarme únicamente en la apariencia física. Una vez captada la atención de la gente, mi artefacto también debería inspirarles confianza suficiente como para que se quedaran. Con el fin de que pudiera entablar conversación con ellos y así conocerlos un poco más. Por eso la prótesis dispone de una tela que permite aislarte del espacio exterior creando un espacio más íntimo y de confianza en el que se pueden albergar hasta tres personas (yo una de ellas), con el objetivo como ya he dicho antes de poder entablar una conversación y tener un mayor acercamiento con estas personas.

Este es el resultado final:

SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES
SAMSUNG CAMERA PICTURES

 

Primeros pasos “Prótesis doméstica”

“¿Cómo puedo hacer mi domesticidad portable?¿Qué he de idear para convertir un espacio que en primera instancia es inhóspito para mí, en doméstico?” Bien, este es el reto al que nos enfrentamos mi compañero de viaje (Bárcenas) y yo en esta semana.

Tras unos días ya de meditación me he percatado de que estaba planteando el enunciado de manera equivocada. Días atrás pensaba en que prótesis idear para los dos, cuando realmente el único que necesita una, soy yo. Luis no la necesita, ahora lo he visto claro. ¿Para qué es necesaria una prótesis cuando tu propia domesticidad es capaz de retorcerse y adaptarse ante cualquier situación? Esto es lo que le sucede a mi compañero, él es lo suficientemente inteligente y hábil como para no precisar de objeto material en el que apoyarse para sentir doméstico un lugar desconocido. Luis tiene una “domesticidad camaleónica”.

Una vez hemos matizado el enunciado ahora podemos trabajar de una manera más correcta. El martes pasado extraje las que para mí eran las claves de mi domesticidad, y de entre todas ellas destaqué una, “la gente”. Bien, mi prótesis estará directamente enfocada a esta tesis, a satisfacerla. Esto no exime de que también pueda aparecer alguna más (aunque todavía no lo sé).

He estado indagando en las referencias propuestas por mis profesores y de ellas puedo destacar dos:

  1. Exoesqueletos – Paco Orti. Han despertado mi curiosidad y me inspirado alguna que otra idea.
  2. El documental “Pienso, luego existo”de Beatriz Preciado. No es precisamente una entrevista fácil de entender, pero han habido un par de cosas que me gustaría destacar. Una porque me siento bastante identificado y otra por todo lo contrario.

En un fragmento del documental, Beatriz expone que históricamente símbolo de las revoluciones ha sido estrechamente similar en todas. Un modelo viril militarizado. Mientras que ella habla de que le interesa más un sujeto, un cuerpo vulnerable, discapacitado antes que uno de esa índole. Y eso es lo que pretendo alcanzar con mi prótesis, provocar el interés de la gente (mi tesis principal) con el concepto de vulnerable y de anormal.

Por otro lado, Beatriz comenta en un fragmento del vídeo que en su domesticidad, es un convivencia, precisa de compañía animal (vive con su perra), mientras que la humana le intoxica y acaba por agotarle. Este es justamente el caso opuesto al que sucede en mi caso.

Esta va a ser mi manera de plantear mi prótesis. Es probable que necesite de alguna referencia más estos días. Si así fuera lo indicaré en la publicación del jueves a media noche.

 

 

Un nuevo individuo

Luis-Barcenas

“¿Y qué pasaría si un individuo invade tu domesticidad?” Como ya mostré en la reflexión del pasado martes esta ha sido la pregunta que ha estado rondando mi cabeza durante esta semana.

“¿En qué cambiaría mi vida diaria si conviviera con un individuo como Luis Bárcenas? ¿Seguiría teniendo los mismos hábitos? ¿Madrugaría más o menos? ¿Comería más sano? ¿Cambiarían mis hobbys? ¿Me convertiría en mejor compañero de piso?” Estas han sido algunas de las pregunta que me he tenido que autoformular para meterme mejor en situación. Para imaginar cual podría ser el resultado de esa convivencia.

La conclusión que saco de todo esto es que sería una situación complicada de abordar en mi día a día, por lo menos para mí. Tenemos conceptos de domesticidad muy dispares y creo que en parte su espacio doméstico “fagocitaría” el mío. Anulándolo y mermándolo en cierta medida.

Aquí escenifico el resultado de algunas de estas acciones. Resultado de la convivencia entre los dos.

Primeros pasos “Un nuevo individuo”

“¿Y que pasaría si otra persona invade tu domesticidad?” Bien, pues esta es la pregunta a la que debo enfrentarme esta semana.

El espacio doméstico es algo muy particular de cada uno, por lo que la interacción con otro individuo lo será aún más. Y el resultado de ello como poco será inesperado.

Mi compañero de viaje en esta semana es el ex tesorero del Partido Popular Jose Luis Bárcenas, un clásico en los medios de comunicación en los últimos tiempos por su estrecha relación con casos de corrupción. He elegido a este personaje porque creo que puede dar bastante juego la convivencia de un espacio junto a esta persona debido a su gran “peculiaridad”.

foto barcenas

Pero claro, para poder intuir lo que puede surgir de ese experimento primero hay que analizar en profundidad las claves, las tesis de cada individuos, de la domesticidad de cada uno.

  • Las claves de mi domesticidad:

No es “postureo” cuando afirmo que he aprendido cosas de mi domesticidad la semana pasada que desconocía hasta la fecha. Mi domesticidad es algo más que una casa, algo más que cuatro paredes, como así mostré. Y las ideas que he sacado en claro son:

  1. “La gente”. Esta es la más importante de todas mis claves. Sin gente a mi alrededor, sin gente con quien compartir mi domesticidad, yo y mi espacio doméstico no tendrían razón de ser. En todas las actividades que mostré el viernes yo era uno más entre un grupo de personas, es ahí donde me siento cómodo.
  2. “El dinamismo”. No me gusta la vida sedentaria, me gusta sentir que siempre tengo una ocupación, algo que hacer. Y pocas cosas que odie más que la sensación de perder el tiempo.
  3. “El exterior”. Esta va estrechamente relacionada con la anterior. El hecho de que me guste siempre estar entretenido en una ocupación me lleva a pasar parte de mi tiempo en el exterior (como se muestra en algunos de los vídeos de la semana pasada), y he descubierto que me encanta.
  4. “La utilidad”. Quizá sea una consecuencia de lo que ya he tratado en primer lugar pero creo importante decirlo. Necesito sentirme útil, me hace sentirme bien y esta es una de las cosas que más me sorprendido descubrir la semana pasada. Ya bien sea haciendo reír (Vines), ayudando a unos niños (Campamento) o haciendo pasar un tiempo agradable a la gente de mi pueblo (Carrozas), pero lo cierto es que me gusta ver que aporto cosas positivas a la sociedad, ya sea en mayor o menor medida.

Estas son las claves principales que he podido extraer de mi domesticidad.

  • Las claves de la domesticidad del nuevo individuo:

Es difícil, por no decir que prácticamente imposible, extraer las claves de la domesticidad de una persona cuando no la conoces. Por lo que únicamente puedo basarme en la imagen pública que se ha creado de él. Estas son sus claves:

  1. “Cuidadoso”. Le gusta ser precavido con lo que hace. No es partidario de dejar las cosas al azar.
  2. “Manipulador”. Esta cómodo cuando está al mando, cuando es él el que controla la situación.
  3. “Discreto”. Es complicado saber de él, ya que no se deja ver en lo que hace.
  4. “Oportunista”. Aprovecha la ocasión si esta se le presenta, en cualquier ámbitos, y sin reparos en si a veces está haciendo lo correcto.

Ahora el reto (no precisamente fácil) es fusionar estas dos domesticidades tan dispares en un mismo escenario. Veremos a ver de lo que soy capaz.